miércoles, 25 de abril de 2012

CAPITULO 4
El día ya recogía a la noche y el sol despertaba tras las montañas.
-Despierta mi princesa-dijo el joven con una sonrisa de dulzura en su rostro.
-¿Qué ha pasado?,me siento muy extraña.
-Te ataco un lobo y te irio en el costado.
-Debemos seguir,!haaaaa!-Minória intento incorporarse pero su herida le izo lanzar un grito de dolor.
-!No!tienes que recuperarte,aun estas muy mal y tienes que descansar.
-El futuro de Arda no espera,y si no nos damos prisa mi padre lo arrasara todo,la seguridad del reino esta en juego.
-!Tumbate,estas sangrando!
-¿Porque me proteges tanto?
-Porque te quiero-los ojos del joven se llenaron de lágrimas pero logro que no escapara ninguna.
-Rhun,lo de anoche fue cierto,no podríamos permanecer juntos,solo somosamigo¿entiendes?
-!¿Qué?!como que no fue cierto,no lo entiendo.
-Tu y yo no podemos estar juntos,lo siento,por favor entiendelo.
-Lo siento pero jamas lograre entenderlo,mi amor es duradero como el brillo de tus ojos pardos,pero si es lo que deseas,jamas volveré a nombrarte nada de lo que sucedió
-!Rhun espera,no era mi intención herirte!
-Vamos Minória,tenemos que seguir-Rhun giro el rostro para ocultar las lágrimas que caían imperecederas por sus mejillas.
La mañana había entrado ya por completa y nuestros jóvenes héroes caminaban por angostos senderos hacia su próximo destino,Los montes helados de Danul.Muchos hombres han perecido en sus gélidos rincones y han sido sepultados creándose su propia tumba helada,pero nuestros valientes no tenían miedo ha nada,el futuro del reino estaba en juego.
-Mira Rhun,hay esta,los montes Danul,ya siento el aliento helado de la muerte.
-Tendremos que enfrentarnos a ella,y tu estas herida,tendremos que ir con cautela.
La montaña se levantaba imperiosa ante ellos y el frío les congelaba el alma,las corrientes eran fuertes y sentían que la cosa se hiva a complicar.
-Rhun,empecemos a ascender,tendremos que darnos prisa antes de que caiga a noche porque sino podemos morir congelados.
-Por allí hay una especie de puente colgante,tal vez lleve por un camino más seguro,vallamos.
-Rhun,no debemos desviarnos del mapa,podríamos perdernos.
-Por favor,confía en mi.
Rhun y Minória empezaron a caminar y se encontraron ante el puente,era extremadamente largo y parecía que no tenia fin.
-Las tablas de madera del puente están totalmente congelada,debemos tener cuidado Minória,o podemos resbalarnos y caer al vacío.
-Rhun,tengo miedo.
-Minória,hay que pasar,esto puede ser un posible atajo,vamos confía en mi-una sonrisa se escapo de su mirada juvenil.
Los dos comenzáron a cruzar,uno al lado del otro,caminaron durante un rato y parecía que nunca terminaba,pasaron horas y el puente nunca acababa,Minória empezó a cansarse y la noche caía en picado minuto a minuto,y la temperatura comenzaba a descender.
-Rhun,tengo mucho frío-decía mientras se acurrucaba entre sus piernas.
-No te rindas,debemos seguir.
-Estoy cansada y tengo mucho frío-tiritaba de una manera incontrolada.
Rhun se quito la parte de arriba de su atuendo de pieles,dejando su piel al descubierto del frío y cubrí a Minória por la espalda mientras la abrazaba.

-!Rhun que haces,puedes morir congelado,estas loco!
-Yo doy todo lo que sea por ti.
Rhun tiritaba de manera descontrolada al mismo tiempo que la princesa,pero el se ponía cada vez peor,sus labios cambiaron de color y sus piel empalidecia por momentos y sus ojos comenzaron a cerrarse después de unos minutos.
-!Rhun que te pasa,no te duermas,por favor hablame,Rhun noooooo!
La noche cae con demasiada prisa y el frío también.
 

1 comentario:

  1. Me gusta mucho tu entrada.
    Te sigo, me sigues? besitos ;)

    ResponderEliminar